Daw Derma
TEL: +52 (867) 714 2150 y (867) 714 1884Nuevo Laredo
​Es  común tener “lunares”, los cuales son estructuras propias de la piel, pueden ser de diversos tamaños, formas, color, estar en cualquier parte de la superficie cutánea, tienen diferentes texturas, y pueden o no tener pelo.

El nombre técnico de un lunar es Nevo, son estructuras que en su mayoría están compuestas por  células névicas, se forman antes de nacer y van apareciendo en la infancia.

A aquéllos lunares con los que se nace se les llaman Nevos congénitos.

Muchos de ellos no tienen mayor importancia, pero algunos por su localización (cara o zonas expuestas), su tamaño (nevos grandes) o su aspecto (verrugoso, prominente, con vello), dan una apariencia poco estética y provocar incomodidad.

Muchas veces, son motivo de algún tipo de burla o molestia por parte de compañeros de escuela u otras personas.

Es importante vigilar aquellos lunares que han aparecido desde el nacimiento, aquellos que están creciendo recientemente, que causan sintomatología, cambian el tono de su color o aspecto, y sobre todo que llegan a sangrar por el menor roce.

En estos casos, puede haber transformación a una posible lesión de carácter maligno.

Se recomienda por lo menos una vez al año, acudir al dermatólogo para revisar aquellos lunares que nos parezcan diferentes a lo normal, presentando alguno de los datos mencionados a continuación:

Asimetría: Es asimétrico (si se divide el lunar por la mitad, las dos mitades son diferentes en tamaño o forma). Los lunares son redondos y simétricos.

Borde: Tiene contornos o bordes irregulares.

Color: Cambia de color o tiene más de un color

Diámetro: Tiene diámetro mayor de 6 milímetros.

Evolución: Crece de forma rápida

En las lesiones con algún rasgo de atipia (fuera de lo normal) en las que durante la evaluación médica se haya detectado algún rasgo o característica que sugiera riesgo de transformación maligna, o en aquellos en los que exista franca sospecha de malignidad se sugiere la extirpación de la lesión y  estudio histopatológico (estudio de las células para llegar a un diagnóstico definitivo); en las lesiones benignas  el retiro del nevo o lunar es una decisión del paciente y el objetivo suele ser cosmético y en otros casos funcional (sobre todo en aquellas lesiones que por la localización generan alguna incomodidad).

La cirugía de lunares es un procedimiento ambulatorio que se realiza con anestesia local y generalmente en una sola sesión, en casos especiales, será necesario más de una cirugía; el proceso inicia con la aplicación de una anestesia mediante inyección con una aguja muy fina; la extirpación se realiza con bisturí o sacabocado, y el cierre de la herida se hace mediante pocos puntos.  

Algunos nuevos se remueven con electrocirugía, la cual consiste en eliminar la lesión sin bisturí, con un electrocauterio, no siendo necesario el cierre con puntos
GALERÍA FOTOGRÁFICA

Otros Tratamientos

  • Acné
    Inflamación de la unidad pilo-sebácea
    más información
  • Alopecia Areata
    Alopecia Areata
    más información
  • BTL Vanquish
    Es el primer tratamiento corporal no invasivo para reducción de grasa que no toca tu piel
    más información
  • BTL X-Wave
    Es un tratamiento para remover grasa localizada, sin contacto con la piel, sin dolor.
    más información
  • Carboxiterapia
    Es un tratamiento para estrías, celulitis, y aéreas con llantita.
    más información
  • Depilación Láser
    Indicado para áreas del cuerpo de gran extensión, permite un tratamiento seguro y sin dolor.
    más información
  • Dermatitis Atópica
    Es una inflamación de la piel, también conocida como neurodermatitis o eczema.
    más información
  • Dermatitis Seborreica
    Es un problema cutáneo que hace que se formen escamas.
    más información
  • Escleroterapia
    procedimiento médico usado para tratar las venas varicosas 
    más información
  • Fotofinder
    Un escaner de lesiones pigmentadas, para deteccion de lunares de riesgo, y ademas realiza estudios capilares para enfermedades del pelo
    más información